Jueves, Julio 31, 2014

Prensa Interés General

Primeras Ferias Francas en Posadas

 

 

Hacemos referencia en esta ocasión a los inicios de las Ferias Francas en Posadas, remontándonos a las inquietudes que había en la década del 30 en la ciudad. 

 

En ese sentido, transcribimos una cita editorial (aporte del periodista J. Arguindegui): "Posadas necesita también de las ferias francas, máxime si se tiene en cuenta que del interior del territorio los colonos traen casi a diario aves, huevos, verduras, etc.. cuyos precios son ventajosos para el consumidor..." (sic) (Diario La Región, Posadas, Ms. Año I, Nº 2, 25/12/1930). Si bien el Mercado de Villa Urquiza (Av. Cabred y Herrera) era un núcleo de locales internos minoristas y colonos en contigüidad externos más depósitos mayoristas en las inmediaciones, fue durante la intendencia del Sr. Vicente A. Luján que se montaron las ferias francas en forma directa: del productor al  consumidor era la premisa. Esto sucedía en el año 1975. En el país funcionaban desde mucho tiempo atrás las ferias internadas de Buenos Aires, las de Rosario, La Plata, Córdoba, Resistencia y otras. Aquí en Posadas se inauguró la primera el 5 de agosto de 1975 en el Bº. Eva Perón (actual Las Malvinas) en una canchita de fútbol. Los oferentes era colonos de Olegario V. Andrade, Cerro Corá, Garupá, Mártires y el llamado cinturón verde de Posadas incluido Santa Inés. Más una franja de vendedores ambulantes sin parada fija de frutas y verduras quienes se sumaron a la iniciativa. Éstos revendían productos adquiridos a comerciantes mayoristas en aquellos rubros que no compitieran con los colonos para que el comprador tuviera una amplitud de ofertas. Las villenas no se interesaron en participar, continuado sus estancias diarias en el Mercado La Placita.

 

Estas Ferias eran móviles, es decir se ubicaban por día en barrios populosos, a saber: el citado Eva Perón, el Chaquito, San Cayetano, Villa Cabello, Villa Coz, Villa Sarita, Península Heller, Belgrano y otros. En horarios matutinos de 7 a 11 horas, cortándose la calle por disposición municipal durante el funcionamiento. La Municipalidad de Posadas organizó la puesta en marcha y el sostenimiento del sistema feriante. Consistía en el traslado de los estantes metálicos, carteles de propaganda, publicidad en medios peridísticos, propalación antes del inicio en cada barrio a través de altoparlantes móviles. Se exigía higiene, carnet sanitario, chaquetilla blanca o clara, y se prohibía la comercialización de leche cruda. Estas ferias duraron alrededor de dos meses desde su largada. Diversos factores incidieron en su cierre, como ser el rebaje de precios de los mayoristas a sus clientes minoristas ampliándoles los créditos en locales de barrios y los horarios de los colonos que no podían cumplir las horas asignadas ya que tenían que volver a sus chacras con lo cual fueron mermando las ofertas. Volvieron los actores a sus situaciones anteriores, hasta que se los ubicó a los colonos en el predio de Av. Rademacher y Rosales (hoy un Polideportivo Municipal) durante la gestión del Sr. Elías Llamosas y después al actual Mercado Central. Hoy las Ferias Francas son un éxito en su desarrollo para la población misionera.

 

Se pretende con este texto un rescate primario de acontecimientos relacionados en este caso a productos fruti-hortícolas en Posadas, convencidos de que no agotamos el tema y que servirá para la memoria colectiva.

Te gustó la publicación? Compartí!

.: Buscador de Publicaciones :.

El Tiempo en Posadas